Find us on Facebook

La lengua catalana, bajo presiónLa lengua catalana, bajo presión
News  ¦  02/07/2012  ¦  Spain Spain

El goteo de sentencias contra el catalán, y en especial contra la inmersión en la escuela, agita un conflicto que en la sociedad no existe. La unidad política del catalanismo en defensa del idioma se mantiene intacta ante la ofensiva judicial.

Nunca desde la recuperación de la democracia en España la lengua catalana había estado bajo tanta presión. Una presión que se ha intensificado en los últimos tiempos tanto en el terreno político como en el judicial, que incide sobre todo en el ámbito educativo, pero también en el del funcionamiento de las administraciones públicas, y que afecta no tan sólo Catalunya, sino que se ha extendido al resto de territorios de habla catalana: Valencia, Baleares y Aragón. ¿Qué ha pasado para que allí donde no había ningún tipo de conflicto se haya abierto una herida hoy por hoy de consecuencias imprevisibles? ¿Por qué el asedio al catalán?

Nada de ello se entendería sin la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) contra el Estatut, de la que justamente ahora -el 28 de junio- se acaban de cumplir dos años. Aquella sentencia representa, de hecho, un antes y un después para la inmersión lingüística en la escuela. Es cierto que reafirma que el catalán tiene que ser lengua vehicular en el sistema educativo, pero, a diferencia de lo que había sido la doctrina jurídica hasta entonces, por primera vez introduce que no puede ser la única que disfrute de esta condición y, por tanto, "el castellano no puede dejar de ser también lengua vehicular y de aprendizaje en la enseñanza". En aplicación de esta decisión, el Tribunal Supremo (TS) no tardó en reaccionar. Primero dio la razón a tres familias que denunciaban que no podían escolarizar a sus hijos en castellano, en una resolución que obligaba a la Generalitat a introducirlo como lengua vehicular "de manera proporcional y equitativa al catalán en todos los cursos". Y ahora ha anulado la inmersión en lengua catalana para los niños de 3 a 6 años.

En la misma línea, el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha dado la razón a cuatro familias más en la demanda de escolarizar a sus hijos en castellano y ha suspendido los reglamentos de usos lingüísticos de varios ayuntamientos por establecer como preferente el uso del catalán. Una ofensiva judicial que deja demasiados resquicios, porque una cosa es que la protección de la lengua catalana tenga un apoyo política y socialmente muy mayoritario, y más cuando todavía está en situación de inferioridad en terrenos como el del cine o el de los medios de comunicación -a pesar de los avances- o en el uso en las grandes ciudades, y otra que legalmente esté cada vez más a la intemperie. Y es precisamente en función de esta contraposición que algunos, empezando por el mismo Govern de la Generalitat, ven una intención determinada en unas decisiones que enmiendan por la vía de los tribunales lo que se había acordado por la vía de la política.

Políticamente, en realidad, la defensa del catalán en general y de la inmersión lingüística en la escuela en particular nunca ha estado en cuestión en Catalunya. La primera ley de Normalización Lingüística, de 1983, incluso se aprobó sin ningún voto en contra (Alianza Popular no tenía entonces ningún diputado y el Partido  Socialista de Andalucía tenía dos). Y ahora el 84% del Parlament (CiU, PSC, ICV-EUiA, Esquerra y SI) abona sin fisuras que no puede darse ni un paso atrás, y esto es lo que permite a la consellera de Ensenyament, Irene Rigau, decir que la inmersión se mantiene intacta y que “no ha cambiado nada y estamos donde hemos estado siempre”.

Desde la óptica política, tiene razón: la lengua, como nervio de la nación catalana, sigue siendo la línea roja que aglutina de forma transversal al conjunto del catalanismo político y en torno a la que nadie está dispuesto a ceder ni un milímetro.

Sólo el PP y C’s lo ven de manera diferente y comparten los criterios expresados tanto por el TC como por el TS. Las dos formaciones han defendido siempre el bilingüismo, en la escuela, en la administración y en todas partes, aunque el PP no había hecho nunca bandera de ello hasta que la irrupción de C’s con un claro mensaje anticatalanista provocó que entraran en competencia por un segmento del electorado común. Desde entonces, el PP no ha disimulado sus intenciones y hasta ha agitado el debate de la lengua cuando le ha convenido.

La llegada de este PP, envalentonado por la sentencia contra el Estatut, al poder en Aragón y Baleares ha sido también lo que ha extendido la presión sobre el catalán en unos territorios que hasta ahora –con gobiernos del PSOE e incluso del mismo Partido Popular– habían quedado al margen del acoso. Valencia era el único lugar donde la ofensiva política no tenía freno y la unidad del idioma quedaba en cuestión, pero con el tiempo el conflicto, lejos de resolverse, se ha acabado extendiendo como una mancha de aceite.

Source: La Vanguardia

European Council for Steiner Waldorf Education (ECSWE) EEE-YFU Mercator European Network of Language Diversity Centres
Federation of European Publishers EUNIC in Brussels RECIT
ALTE European Association for Terminology European Theatre Convention
EUROCLIO Europa Esperanto Unio - EEU Culturelink
Literature Across frontiers European Association for the Education of Adults (EAEA) European Federation for Intercultural Learning
CMFE (Community Media Forum Europe) Fundación Academia Europea de Yuste European Federation of National Institutions for Language
European Forum of Vocational Education and Training Federal Union of European Nationalities European Council of Artists (ECA)
European Publishers Council Association of Commercial Television in Europe (ACT) European Coordination of Independent Producers (CEPI)
Club de Madrid European Council of Literary Translators' Associations Eurolang

"(c) 05/02/2011 - Disclaimer - Copyright European Union National Institutes for Culture" "This website has been funded with support from the European Commission. " This website reflects the views only of the author, and the Commission cannot be held responsible for any use which may be made of the information contained therein.

Newsletter

Stay informed of Poliglotti4.eu

Les jeunes d'un côté à l'autre de la frontièere ne parlent pas les mêmes langues et recourent à l'anglais pour se comprendre.

Miguel Angel Crespo France

Twitter